Tiempo real

Loading...

Follow by Email

viernes, noviembre 26, 2004

Jaque al Rey... o una sobre divisas.

La actualidad de estos días ha estado dominada por la guerra financiera que se está librando en el mercado de divisas. Una guerra que como las que tristemente ha vivido la historia, no tiene ganadores, sólo perdedores, con un claro efecto de distribución de riqueza hacia las áreas emergentes de Asia -China-.

Desde luego que a EEUU le viene bien reducir el déficit, pero el peligro que hay de que la situación se le vaya de las manos, y se desate una crisis de confianza en los activos de EEUU y las cosas se compliquen para todos es alto. Por poner un ejemplo, pensemos en la burbuja tecnológica, en las inmobiliarias... y pensemos por un instante que de repente el dólar cae en desgracia a los agentes financieros y se hunde... ¿Imaginan la cara del sector exportador europeo? Algunas empresas como GM ya están reduciendo capacidad en Europa para aumentarla en EEUU.

Por el lado de la recuperación económica, a Europa le viene fatal esta bajada del dólar, ahora que aún el crecimiento es débil y muy incipiente. Una subida continuada hasta por ejemplo el entorno 1,50 $/Eur puede hacer que países clave como Alemania entre incluso en recesión y por extensión contagie al resto de la Unión Europea.

La noticia clave de la jornada venía precisamente en esta línea desde China. Un dato que ha provocado un pequeño terremoto en cadena en todos los mercados, tanto de bonos como bursátiles como de divisas. Se trata de una noticia aparecida en el diario económico de Shanghai "China Business News" según la cual el Gobierno chino habría reducido sus reservas en bonos de EEUU a 174.400 millones de dólares de un total de reservas extranjeras de 514.500 millones de dólares para evitar pérdidas ante la debilidad permanente del dólar.

Esto ha provocado instantáneamente que el euro se disparase en los primeros compases de la sesión superando el 1,33 $/Eur, ya que está claro que si baja en bonos americanos estará invirtiendo en euros. Además ha provocado una fuerte bajada de los bonos americanos en el mercado nocturno, ya que precisamente uno de los motivos que ha inflado la burbuja en que viven los bonos desde hace días era éste, el pensar que como el dólar bajaba los bancos asiáticos iban a comprar más dólares, y al menos en lo que se refiere a China el Banco de Japón puede que sea diferente, no tiene la más mínima intención de hacerlo. Al final quienes ha financiado hasta ahora el déficit de EEUU han sido China y Japón. Por contra, los activos europeos son los grandes beneficiados, ya que la renta fija se acerca a niveles en precios no recordados y rentabilidades a largo plazo en niveles ya del 3,60%.

Por otra parte, los operadores que defienden la tesis de que EEUU no debe preocuparse por la bajada del dólar se basan, y con razón, en que cuando sucedió exactamente lo mismo que ahora en la era Reagan, con los famosos "Acuerdos Plaza", a pesar del desplome del dólar no se generó una crisis de confianza, en todo caso se produjo una crisis en Japón, al final de este período, pero no en EEUU. Al fin y al cabo, la economía americana se torna competitiva de repente y su maquinaria productiva comienza a reactivarse...

Esto es cierto, pero también es cierto que la situación ha cambiado y que ahora hay un jugador más que en esa época no estaba, que es China y que ha financiado la deuda de EEUU en estos últimos años. Por otro lado tenemos a la moneda única, el Euro, con un escaso margen de reacción al ser la política económica del Banco Central Europeo declaradamente anti-inflacionista, y no pro-crecimiento, como la americana.

Un dólar bajo, reduce la deuda de EEUU en términos de riqueza a nivel mundial, y encarece la europea, generando por el efecto tipo de cambio un entorno menos inflacionario para Europa, pero también menos competitivo. A ello hemos de añadir que China es bastante impredecible en cuanto a sus movimientos, y por las reuniones que estoy teniendo estos días con empresarios exportadores, está más que complicado el hacer previsiones a 1 año vista.

Precisamente hoy China ha parecido mostrar con una noticia aparecida en la prensa de Shanghai que no está dispuesta a perder dinero con el dólar y que, muy al contrario, de lo que pensaban en EEUU no sólo no lleva intención de defender al dólar, sino que estaría recortando sus reservas en esta moneda y privilegiando la inversión en euros (todo un jarro de agua fría para la industria europea).

Esta cuestión de la guerra del dólar contra la triple alianza Europa, Japón y China de momento sigue copando la actualidad y promete no ser buena para nadie.

Me tienen a su disposición para cualquier consulta o ayuda en las previsiones del próximo año, coberturas de divisa, etc.

Saludos y buen fin de semana,

miércoles, noviembre 17, 2004

Renta Fija en máximos...rentabilidad en mínimos ¿se avecina recesión?

Aprovecharé la ocasión para tratar de analizar un extraordinario fenómeno que estamos observando con la renta fija estas últimas semanas. Euforia en los mercados bursátiles tras la victoria de Bush en las elecciones de EEUU, conviviendo con unos altos precios pagados por la renta fija, que cotiza estos días en niveles no vistos en los últimos años, descontando escenarios de pobre crecimiento, rozando incluso la depresión económica en la zona Euro.

Los mercados de deuda de EEUU volvieron a mostar ayer que algo se cuece entre bastidores, aunque por el momento se nos escapa, como no sea que se descuente una situación económica realmente mala para el año que viene aunque no trascienda al gran público. No vemos otra explicación, porque el dato de ayer de PPI (índice de precios en EEUU) al máximo de 16 años, por mucho que la subyacente se diga que está controlada, que lo está, en situaciones normales habría provocado fuertes bajadas. Cualquier dato de confianza positivo, hasta la fecha, ha hecho bajar los bonos otras veces (datos que auguran un economía que crece fuerte, hacen descontar mayores tipos de interés, lo que provoca ventas de bonos hoy ante la expectativa de comprar papeles mejor remunerados) y por una cifra que habla del enemigo número uno de los bonos, la inflación, pues caso omiso e ingentes cantidades de dinero hacia renta fija. ¿Es esto confiar en la recuperación económica a corto y medio... ? los que tienen el dinero no parecen creerse dicha recuperación.
Las notas EEUU a 10 años bajan 5/32 con la rentabilidad en el 4,21 por ciento. Los bonos EEUU a 30 bajan 3/32 con la rentabilidad en el 4,91 por ciento.
En el tramo más corto de la curva las notas EEUU a 5 años bajan 5/32 con la rentabilidad en el 3,56 por ciento. Las notas EEUU a 2 años bajan 2/32 con la rentabilidad en el 2,89 por ciento.
Atención al diferencial entre las notas a 2 años y las notas a 10 que sigue acortándose día a día y ayer quedó en el +1,32 por ciento cuando en el mes de mayo era del 2,20 por ciento y a principios de año del 2,50 por ciento. Poco a poco se prefiere la deuda a largo a la deuda a corto (se inmoviliza dinero a largo, ante la previsión de no invertirlo en inversiones empresariales o simplemente por segurirdad o miedo al futuro) y casi siempre que ésto ha sucedido ha habido problemas en la economía, llegando al aviso de recesión cuando las curvas se invierten (se paga más por los activos a corto que a largo).

Esto cuadraría bastante con que el mercado está descontando algo bastante negativo para los próximos meses a pesar de la euforia total que hay en la bolsa, una señal de alarma muy a tener en cuenta.
La esperanza de que el banco de Japón intervenga a favor del dólar comprando deuda en dólares no es suficiente para justificar esta fortaleza. Es más ayer se dio un dato bastante malo al respecto pues en las cifras de flujos netos de entrada de capital extranjero desde Japón en cuanto a compras de bonos EEUU bajaba 1.500 millones USD en septiembre, siendo la primera vez que hay una bajada en este apartado desde 2002, el tema ha llamado tanto la atención que es portada en la sección de bonos del Wall Street Journal de hoy. Ello y el recuerdo en la memoria de los analistas macro y fundamentalistas de los acuerdos PLAZA con que los EEUU de Reagan hace unos 20 años depreciaron ordenamente el USD en un 40% para paliar los déficits de su economía, será una presión contra el dólar y a favor del Euro que afectará negativamente al tejido exportador europeo y por tanto a la economía europea.

Los futuros sobre fondos federales descontaban ayer tras la cifra del índice de precios EEUU un 88 por ciento la posibilidad de una subida de 25 puntos básicos en diciembre, desde el 80 por ciento previo.
Esta mañana en Alemania subasta de BOBL 3,50 por ciento por un total de 4.504 millones de euros que ha quedado con un ratio bit to cover en el nivel de 1,7 veces demanda sobre la oferta.

En España subasta de letras a 18 meses queda en el 2,307 por ciento desde el 2,2794 por ciento.

A 12 meses quedan en el 2,20 por ciento frente al 2,153 por ciento. Como vemos es ruinoso comprar deuda en estos momentos con tanta euforia que hay. En España, obtenemos el dos y poco por las inversiones y la inflación está al 3,6 por ciento. Los fondos de renta fija tienen además en añadido de comisiones de gestión entre que restan entre un 25% y un 50% de la remuneración esta renta fija, por lo que hay que aguzar el ingenio inversor. (¿alguien ha pensado ya en bonos estructurados a medida?)
Por lo demás el Bund sigue fuerte, aquí con más motivos, dado el efecto negativo amplificado que la depreciación del dólar provoca en la economía Europea, aunque desde luego no es normal el caso omiso al dato de PPI de ayer en EEUU. El euro sigue fuerte por encima de 1,30 lo que le viene muy bien a los bonos en Euros (se han convertido en el activo más rentable para todos los rentistas del mundo) y además los sabios alemanes en el informe que han dado hace pocos minutos hablan de un flojo PIB alemán para el 2005 del 1,4 por ciento, muy poca cosa para pensar en subidas de tipos a medio plazo.

No obstante si los precios siguen subiendo (no olvidemos al petróleo), hoy el IPC ha quedado en el 2,4 por ciento interanual, no estaría esta tesis del mantenimiento de tipos tan clara, por tanto un ojo en los datos de PIB y otro en datos de Inflación.
No obstante siempre hay que tener en cuenta que la subida del euro hace el mismo efecto en la economía de una subida de tipos y además rebaja la factura del petróleo que se paga en dólares, por no hablar de la factura española, país tradicionalmente más importador que exportador.
Resistencia en bonos sigo sin tener claro donde está, soporte en 117,70 y más abajo en 117,30.
A estas horas el Bund cotiza máximos de 118,10 y mínimos en 117,85. El volumen es muy alto con más de 459.000 contraros negociados y con bonos a 10 años pagando menos del 3,75%.

Reflexionemos sobre lo que puede ocurrir y tratemos de sacar el mayor partido en nuestras actividades e inversiones.

Para comentar cualquier aspecto, ya saben donde me tienen.

Saludos,