Tiempo real

Loading...

Follow by Email

miércoles, enero 31, 2007

El buen negocio de reinvertir en empresas familiares

En la búsqueda infatigable de oportunidades de inversión poco explotadas, el banco Credit Suisse ha hallado un filón: el negocio de invertir en compañías familiares. Un estudio del banco suizo sobre empresas cotizadas europeas donde la propiedad familiar concentre al menos el 10% del capital arroja una interesante conclusión: en los últimos 10 años, la rentabilidad media de estos valores supera en casi dos puntos porcentuales (unos 190 puntos básicos) al rendimiento aportado por el resto de valores de la Bolsa europea.

Desde 1996, el rendimiento medio de las firmas que cumplen con los parámetros de elevada presencia familiar supera el 8% en Europa. La ventaja sobre los valores con un accionariado más fragmentado oscila por sectores. Así, en la industria de materias primas, prácticamente no hay diferencias de rentabilidad, mientras que es en el sector tecnológico donde más se pone de manifiesto el hecho diferencial, llegando a suponer una brecha diferencial de más de 3,5 puntos porcentuales.

Otros sectores donde las empresas familiares logran diferencias de rentabilidad significativas es en los de medios de comunicación, industria y comercio minorista, donde las empresas familiares vienen logrando año a año desde 1996 rentabilidades que son superiores en al menos 2,5 puntos porcentuales a las de sus respectivos sectores.

La clave este mayor rendimiento radica en una estrategia de gestión diferente, orientada al largo plazo y a mantener en buen estado la salud de la empresa.

'A diferencia de las compañías que tienen una base accionarial más diversificada, las compañías con una fuerte influencia familiar tienden a centrarse menos en la próxima presentación trimestral de resultados y por tanto pueden implementar estrategias creadoras de valor, no en el corto plazo, sino sobre un horizonte mucho más amplio'.

Credit Suisse ilustra esta idea con el ejemplo de Toyota. La empresa fue fundada por Kiichiro Toyoda en 1933 y la familia Toyoda ha mantenido una fuerte presencia en la compañía. La empresa comenzó a desarrollar a finales de los ochenta tecnología híbrida (de petróleo y electricidad). El primer modelo híbrido, el Toyota Prius, no llegó hasta 1997. La apuesta de la firma por este tipo de tecnología le ha permitido asumir una posición de liderazgo en el sector híbrido. El mercado espera ahora que Toyota se convierta en los próximos dos años en el mayor fabricante mundial de automóviles, superando así a General Motors. Toyota lleva cuatro años consecutivos registrando revalorizaciones por encima del 10%; la ganancia acumulada por General Motors en ese periodo de tiempo es del 1,6%.

Nuevo índice de acciones

En consecuencia con su análisis, Credit Suisse anunció ayer el lanzamiento de un nuevo índice para facilitar el seguimiento de este nuevo nicho de negocio. El Family Index para Europa incluye 22 valores, ninguno de ellos español, 17 de los cuales tienen recomendación de compra y el resto de exclusión.

Dentro del Family Index hay empresas de sectores tan diversos como BMW, Swatch, Puma, Carrefour, Mittal Steel, Capgemini, Ericsson o Mediaset. El banco reorganizará el índice con carácter semestral.

Las ventajas de una gestión empresarial diferente

Largo plazo. Los accionistas familiares exigen a sus directores un enfoque estratégico a largo plazo, ya que el deseo es que la propiedad se transmita en buenas condiciones a los descendientes.

Armonía de intereses. La sintonía entre los intereses de los accionistas y los de los gestores están mucho más alineados en el caso del negocio familiar, donde se suele nombrar un representante familiar en la cúpula directiva de la compañía.

Enfoque de negocio. El punto fuerte de las firmas familiares es su capacidad para centrarse en el negocio principal y obviar estrategias coyunturales.

Ello en parte justificaría el fenómeno de las Small Caps en España y su mejor desempeño frente al resto... Interesante... muy interesante...

Saludos,

The Economist... y las posibilidades de un "crack" en España

España será la próxima víctima de un crack en la zona euro. Esta afirmación la hace Olivier Blanchard, miembro del departamento económico del prestigioso Massachussets Institute of Technology (MIT), en un reciente artículo en The Economist titulado Beggar thy neighbour. La información habla de la recuperación alemana y del complicado horizonte que se presenta para nuestro país fruto de su baja competitividad.

Blanchard ve a España como la próxima víctima de lo que él llama “las depresiones que rotan bajo el euro”. A su juicio, la Unión Económica y Monetaria está caracterizada por la sucesión de booms y quiebras, cada uno en un país. Un típico ciclo stop-go empieza con un aumento localizado de la demanda, que lleva al incremento de salarios, pérdida de competitividad y finalmente a un descenso prolongado. Desde que los tipos de interés a corto plazo en la Eurozona no se adaptan a los ciclos individuales de cada país, la autoridad monetaria no puede atenuar ni los booms, ni los pinchazos.

Según el modelo de Blanchard, el crack migra a través de la zona monetaria de acuerdo a cambios en los costes salariales. Un largo periodo de incrementos en los sueldos por encima de la media, que no van acompañados de aumentos de productividad, dejará eventualmente al país en una significativa desventaja competitiva que puede llevar a España a la ruina.

Tal es el caso de España, donde el cóctel de salarios crecientes y una productividad inactiva nubla la perspectiva de una economía que, en la pasada década, ha crecido una media del 3,7% anual. A la información de The Economist no se le escapa que este crecimiento espectacular ha estado sustentado por los booms inmobiliario y de crédito, que son vulnerables a mayores tipos de interés. Y cita el informe en el que la OCDE señalaba la semana pasada que la alta inflación estaba minando la competitividad española.

Peligrosamente sobrecalentada

Para Blanchard, España está en un punto potencialmente peligroso. Un signo claro de disfunción es el déficit por cuenta corriente, que ascendió al 8,8% del PIB el pasado año, según la OCDE. De hecho, tenemos en estos momentos el segundo déficit por cuenta corriente más grande del mundo medido en dólares y nuestra economía parece, siempre según la revista, peligrosamente sobrecalentada. Por si fuera poco, la productividad por hora cayó el 0,5% el año pasado, continuando una tendencia negativa que data de mediados de los 90. Estos desequilibrios pueden plantear problemas, quizás, en una unión monetaria donde los costes de los ajustes salariales son altos. En América, por el contrario, esto se resuelve de forma menos dolorosa, porque los trabajadores se mueven de los estados más deprimidos a los menos.

En una Eurozona que disfruta últimamente de un raro periodo de optimismo, la bonanza no se produce en los 13 países que la integran por igual. La recuperación alemana supone un desafío para los países del sur de la Zona Euro. Sin la opción de la devaluación, la perspectiva a medio plazo para nuestro país parece menos que atractiva.

Pues bastante serio el comentario de esta prestigiosa publicación, habrá que pensar en no tener todos los "huevos" en la misma cesta...

Saludos,

viernes, enero 26, 2007

Strong Buy Uranio !!

Los 'hedge funds' encienden el precio del uranio hasta los 70 dólares la libra. Ni el petróleo ni el oro. El precio del uranio ha subido en las últimas semanas a niveles récord, doblando su valor en el último año gracias al creciente interés de los hedge funds, las firmas financieras y los compradores especulativos.

“Uno de los aspectos novedosos es la entrada en este mercado de los hedge funds, por lo que hay una demanda adicional”, comenta Jeff Combs, presidente de esta consultora. Según Combs, los fondos de alto riesgo y los inversores financieros aglutinan en torno a un tercio de las compras de este metal.

Aproximadamente, 35 millones de libras de uranio cambian de manos en el mercado cada año y los hedge funds y las firmas de inversión han comprado, sólo durante los dos últimos años, entre 20 y 25 millones de libras.

El responsable directo de la fuerte subida de la semana pasada fue la consultora que preside Dustin Garrow, ZB Marketing, con sede en Littleton (Colorado), que intermedió en la subasta que impulsó el precio del uranio a niveles récord. Un único comprador adquirió 260.000 libras de uranio a Mestena Uranium, un productor con base en Hábeas Chirsit (Texas).

Grown, que no quiso dar el nombre del comprador, aunque dijo que no era ni productor “de utilities ni de uranio”, sí avanzó que habrá nuevos acuerdos que impulsarán el precio de este metal hasta los 75 dólares por libra. Esta consultora ha dirigido once subastas para Mestena este año, vendiendo aproximadamente un millón de libras de uranio.

Entre los grandes inversores financieros que han comenzado a comprar uranio se encuentra Robert Mitchell, que dirige Adit Capital desde Portland (Oregón), que comenzó sus compras en 2004. A pesar del fuerte aumento de los precios, Mitchell no ve demasiado riesgo ante un significativo aumento de la oferta de uranio en el corto plazo.

Durante el último año se han producido más de 108 millones de libras de uranio en todo el mundo, mientras que la demanda fue de aproximadamente 165 millones de libras. Este desfase entre oferta y demanda fue cubierto gracias a las reservas existentes. Para 2020, la demanda podría alcanzar los 220 millones de libras, según Trade Tech.

Los inversores han acudido en tropel hacia el uranio, por considerar que la demanda crecerá sustancialmente ante la creciente construcción de nuevas plantas nucleares, ante lo que se ha denominado “el renacimiento nuclear”. Por ejemplo, China ha anunciado su intención de construir dos nuevas plantas nucleares en un año.

Las principales razones de este fuerte incremento de precios radica en el renacimiento de la energía nuclear y la escasez de suministro del uranio. Además, el metal se ha vuelto a poner de moda entre los Gobiernos de todo el mundo que, conscientes de que el petróleo tiene los años contados como fuente de energía, han vuelto sus miradas de nuevo hacia la opción nuclear como fuente generadora de electricidad.

Se han planteado cuántos productos existen actualmente para invertir en Uranio... y por qué sera ?

Salu2,

domingo, enero 14, 2007

Máximos en bolsa... pero no máximos en PER

Esto podría responder a la pregunta que muchos de nosotros nos estamos haciendo estos días, sobre si queda o no potencial.

Mecalux y Azkoyen son los valores que están más baratos en relación a los beneficios 2006 y 2007, aunque también se cuelan los grandes del Ibex.

Después de cuatro años consecutivos de ganancias, muchos inversores pueden pensar que la bolsa española ya está cara, sobre todo si se tiene en cuenta que en 2006 el Ibex subió un 31,8% y está en zona de máximos históricos. No obstante, en relación a los beneficios esperados para 2006 y 2007 la bolsa española está aún por debajo del techo que registró en 1998 y 1999.

Entonces, su PER (relacina cotización/beneficio) superó las 26 veces. Respecto a sus rivales europeos, el mejor comportamiento relativo logrado por la bolsa ha hecho que los ratios estén ligeramente por encima que los del resto. El PER 2006 para el Ibex está en 16,4 veces, el del Dax en 14,6 y el del Cac en 13,9 veces.

La valoración del Ibex no está barata en relación a su media histórica, pero tampoco es desorbitada, como lo fue en 1999 y 2000, sin embargo hay que tener en cuenta que otras opciones de inversión son menos atractivas. El sector inmobiliario ha alcanzado precios que hace que no sea una inversión tan rentable y los bonos cotizan con múltiplos mucho más altos.

“Las bolsas han subido, pero no están caras. Lo que hace falta es que digieran las subidas. No es un problema de valoración, como pasó en 2000”, indica José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citigroup en España. Este experto señala que, por valoración, las bolsas europeas continúan siendo más atractivas que las de Estados Unidos.

Pero en el caso de la bolsa española hay que ser muy selectivos porque hay discrepancia en los múltiplos a los que cotizan, ya no los distintos sectores, sino los valores de un mismo grupo. Los expertos señalan que hay sectores, como las inmobiliarias, constructoras, las eléctricas y los bancos medianos en que, en general, tienen precios desorbitados. El ritmo de crecimiento de los beneficios de los últimos años no es sostenible, y podemos estar cerca del pico del ciclo.

En general, de los valores del Índice General de la Bolsa española, el 18% todavía cotiza por debajo de su PER medio desde 1999, porcentaje que sube al 27% respecto a los beneficios de 2007.

En el caso del Ibex, sólo un valor, Iberia, está cotizando a su PER máximo, aunque Banco Sabadell, Mapfre, Fadesa y Abertis están cerca, junto a varias inmobiliarias y constructoras. No obstante, es significativo que casi la mitad de las compañías del índice tengan un PER 2006 que está más de un 40% por debajo que su máximo.

Entre ellas destacan Telefónica, Santander y BBVA, que cotizan también con ratios atractivos respecto a la media de los últimos ocho años. De hecho, están entre los valores que la mayoría de firmas de inversión recomiendan para invertir este año. En el caso de la operadora, los expertos consideran que a pesar de que empezóa despertar en bolsa en los últimos meses de 2006, su cotización no recoge las buenas perspectivas del valor. Los grandes bancos, son una apuesta segura, según dicen.

Respecto a los beneficios esperados para 2007, Repsol, Iberdrola y Santander, son los que presentan un ratio más alejado de su máximo histórico. De los 35 valores del Ibex, 20 cotizan con un PER 2007 que está más de un 40% por debajo del máximo histórico que registraron. Los que menos diferencia presentan son Inditex, Sogecable y Telecinco, con variaciones de entre el 8% y el 11% respectivamente.

En general, los grandes valores presentan ratios muy atractivos, mientras los valores pequeños y medianos no tanto, después de las fuertes revalorizaciones de los últimos años.

Pero hay casos concretos en los que los valores de mediana capitalización cotizan muy por debajo del PER medio que han registrado desde 1999, como son Mecalux o Azkoyen. Para ambos, el PER estimado respecto a los resultados 2006 está un 70% por debajo de la media. La diferencia se amplía por encima del 74% con los resultados previstos para 2007, según datos de JCF.

En el caso del primero ha registrado un buen ritmo de crecimiento, mientras la acción ha estado penalizada por su menor tamaño, según explica Juan Solana, de Intermoney, que en el caso de Azkoyen advierte que ha tenido cierta volatilidad de resultados. Respecto a 2007 llama la atención la mejora de valoración que experimenta Dermoestética, que en relación a 2006 no es atractivo porque se esperan pérdidas. Sin embargo, los analistas advierten que el riesgo de invertir en este valor es elevado.

Los expertos advierten que muchos valores de la bolsa española han modificado el negocio que tenían hace unos años, por lo que su ratio PER ha podido fluctuar de forma importante entre unos años y otros.

Por ejemplo, en el caso de Ercros o Service Point, el experto de Intermoney advierte que están en proceso de cambio de actividad y no se admite el mismo PER a todos los sectores. “Los más maduros suelen cotizar con PER más bajo porque se supone que el crecimiento de sus beneficios es más estable, mientras las tecnológicas o empresas con altas previsiones de aumento de resultados suelen registrar unos ratios más altos”, advierte Solana.

Hay valores a los que no se les puede calcular el PER o sale desorbitado porque registran pérdidas, entonces aparece el término alto.

Lo dicho... que parece que no está todo vendido, aun, y que el PER pese a todas sus limitaciones aun puede ser una herramienta útil a la hora de seleccionar en qué valores invertir.

Saludos,

martes, enero 09, 2007

Estrellas y estrellados... una estrategia alternativa

Son ya varios los años en los que seguimos con bastante acierto la teoría que los americanos llaman "Dogs of the Dow", esto es, invertir en aquellos valores que peor lo han hecho un año... dejando de lado valores estrellas.

Si venimos a un mercado tan especial como el español, podemos llegar a reelaborar la táctica invirtiendo no solo en los peores valores del mercado... sino siguiendo además la estela de los mejores.

Y es que... en los mercados "exhuberantes" o "irracionales" como es el español, donde los excesos brillan con luz propia, hay que rizar el rizo... y el sistema aun funciona mejor.

Veamos a título de ejemplo lo que hubiera pasado en el mercado local estos años:

Si inversor hubiera elaborado una cartera de valores con las tres mejores y las tres peores acciones del ejercicio anterior de todo el mercado continuo desde 2001 hubiera prácticamente triplicado su dinero en ese periodo, mientras que con el Ibex 35 habría ganado un 40%.

Y es que los valores que se disparan durante un ejercicio suelen tener un buen año durante los 12 meses siguientes, mientras que los que lo hacen muy mal suelen resucitar en bolsa al año siguiente.

Dentro del mercado continuo español, esta estrategia de estrellas y estrellados ha funcionado desde 2001 hasta 2006 de manera casi perfecta, ya que sólo ha fallado en 2002, cuando prácticamente dio igual invertir en el Ibex 35 que con esta regla. Invertir en los mejores valores de cada año ha dado un rendimiento medio del 45%, mientras que los peores han rentado un 18%. En ambos casos, han superado claramente al Ibex 35, que renta un 9,8% de media anual en este periodo.

¿ Seguimos el sistema ? ¿ Qué hacemos en 2007 ?

Si se quiere invertir de acuerdo con esta estrategia durante 2007, un inversor deberá crear una cartera con los tres mejores valores de 2006: Urbas (446%), Avánzit (382%) e Inmocaral (366%). No está incluido Astroc porque no cotizó durante un año completo. La cartera se completaría con los que más cayeron durante el pasado ejercicio, que fueron: EADS (-21%), Jazztel (-23%) y Dogi (-33%).

De momento, este grupo de seis valores acumula una ganancia media del 0,5%, inferior al 1,2% que sube el Ibex 35. Esto también suele ocurrir debido a la toma de beneficios que suele vivirse en los valores más rentables del año anterior al comienzo de cada ejercicio. Conviene invertir en ellos a largo plazo, ya que son valores tremendamente volátiles y que no paran de dar sustos y alegrías a sus poseedores. Por ejemplo, Jazztel se disparó el primer día bursátil del año un 8%, pero cayó un 12% en los cuatro días siguientes.

Mientras termino de resumir lo que otro de los grandes espera para 2007... hagan cálculos y reciban un saludo,