Tiempo real

Loading...

Follow by Email

viernes, agosto 31, 2007

Miedos fuera... Merrill nos da 8 motivos para comprar...

Merrill Lynch se suma al optimismo. En una nota de estrategia publicada ayer, y firmada por Karen Olney y Charles Cara, discute los, a su juicio, ocho miedos principales que atenazan al inversor bursátil para, a continuación, relativizarlos y concluir que es momento de posicionarse selectivamente en el mercado de acciones europeo.

1. No hay crisis de liquidez para las grandes compañías, que nadan en tesorería y, en general, tienen acceso al crédito a precios razonables. Según Merrill, poco ha cambiado el coste de financiación de las empresas europeas más solventes en los últimos años. De ahí que, ahora, tampoco se vean afectadas por el aumento de diferenciales que penaliza, sobre todo, a las firmas de menor capitalización cuyo ratio de cobertura de intereses con respecto al EBITDA es de apenas 5 veces frente a las 12,5 de sus hermanas mayores.

2. De momento, las quiebras brillan por su ausencia en el espacio europeo como consecuencia del impacto económico de la crisis subprime. Han aumentado los diferenciales de crédito, pero no las insolvencias dentro de la economía real.

3. Volverán en 2008 el capital riesgo y las operaciones de compra apalancadas. Eso sí, más centradas en compañías de mayor tamaño, cuyos balances presenten una posición saneada. Para el banco de inversión estadounidense, la renovada actividad del private equity buscará más la mejora operativa de la empresa adquirida que la ingeniería financiera, como base para obtener retornos razonables. Y si hay negocio, los bancos de inversión participarán de él, una vez concluya la limpieza en sus libros de las financiaciones pasadas más arriesgadas.

4. La dispersión del riesgo atenuará los efectos negativos de la crisis. “Una vez que la polvareda se disipe, quizá descubramos que las pérdidas están tan repartidas que ninguno de los afectados está herido de muerte”, señala el informe.

5. La caída del mercado de acciones supera con creces el teórico impacto potencial derivado de la crisis. Merrill se arriesga a poner un valor a algunas de las “bolsas de pánico” actuales a fin de compararlas con las magnitudes de la caída bursátil. Sumando las heridas infligidas a las titulizaciones subprime; a las entidades financieras por pérdida de valor de sus carteras de crédito, merma de negocio a futuro y minusvalías en sus vehículos especiales; y lo que se han podido dejar los hedge funds por el camino, la cifra queda, para Merrill, muy por debajo de los 830.000 millones de euros que las bolsas europeas se han dejado por el camino desde el 16 de julio.

6. Pese a lo que pudiera parecer, hay liquidez en el mercado, si bien en manos inusuales, desde un punto de vista histórico, como las economías emergentes o los fondos soberanos pertenecientes a países receptores de divisas.

7. Los beneficios empresariales siguen fuertes. La mayor volatilidad del mercado no implica un menor crecimiento a futuro de los resultados de las compañías. De hecho, el consenso de analistas espera aumentos, en la parte baja de la cuenta de resultados, superiores al 9% para 2007 y 2008. Esto es: por encima de la media europea de los últimos… 35 años.

8. Y último. Las bolsas no están caras. Cotizan en línea con los ratios a los que han venido negociándose desde hace un cuarto de siglo si bien, en comparación con la renta fija alemana, tomada como referencia europea, su atractivo, de acuerdo con Merrill, se dispara a máximos de casi 40 años.

Los estrategas de Merrill se unen así al sentimiento positivo que ayer mostraban los especialistas de Morgan Stanley con los que coinciden en tres afirmaciones principales: el mundo no se encamina hacia una recesión global, la bolsa cotiza a múltiplos atractivos, pero es el momento de apostar, no por el mercado en su conjunto, sino por aquellas compañías excesivamente penalizadas pese a su solvencia financiera, fundamentalmente, farmacéuticas (Astra Zeneca, Glaxo, Novartis o Sanofi), petroleras (BP, Eni, Repsol, Total o Royal Dutch) o compañías de consumo duradero como Danone, Nestle o Unilever.

Mientras les deseo un buen fin de semana... denle una vuelta,
Saludos.-

martes, agosto 28, 2007

¿ Oportunidad u oportunismo ?

Voy a tomar prestadas unas palabras de J.M.Vicente para hacer bueno el viejo dicho de que a río revuelto... ganancia de pescadores, y es que todos sabemos que los oportunistas tienen en épocas como estas el pan de todo el año delante de su caña de pescar...

La otra cara de la reciente crisis de las hipotecas de alto riesgo, y su repercusión en las valoraciones de los mercados de renta fija y renta variable, es la de aquellos inversores que apuestan por que todos estos acontecimientos no son más que una necesaria corrección y que los mercados se recuperarán de forma destacada en el futuro próximo. Desde esta perspectiva se estaríamos en rebajas en pleno mes de agosto.

Según conocíamos recientemente, algunos de estos inversores no son precisamente inversores menores, ya que entre ellos estaría nada menos que uno de los hombres más ricos del planeta, el mítico Warren Buffett. Su supuesto interés por una compañía que se dedica fundamentalmente al negocio de las hipotecas, Countrywide Financial, y otra energética como TXU Energy, que también ha sufrido en los últimos tiempos ante el temor de que la crisis del crédito se extendiera a la economía en general y por tanto al consumo de energía, dejaría claro que es precisamente en compañías de algunos de los sectores más castigados donde el Oráculo de Omaha ve actualmente mayor valor.

Estos movimientos de compra podrían asociarse también a esa corriente de inversión que se ha dado en llamar contraria y que no es otra cosa que básicamente hacer lo contrario de lo que la masa de inversores hace en cada momento. Podría asimilarse asimismo a esa teoría que dice que los mercados siempre sobre reaccionan a los acontecimientos y que por tanto es posible aprovecharse de esos movimientos excesivos.

En España hemos visto casos similares con TELEFONICA, POPULAR y a destacar COLONIAL... donde sus accionistas principales de han hecho con un 15% largo en estos días.

No obstante, todo esto no son más que generalidades, ya que cada situación es diferente y en estos momentos nadie se atreve a decir se estamos ante una crisis de grandes dimensiones o ante esa supuesta pequeña y saludable corrección (ya saben que yo opino lo segundo... si bien en pocos días les invitaré a leer "se acabo el dinero barato"). Incluso en cualquiera de estos dos posibles escenarios siempre habrá oportunidades concretas de inversión en el mercado.

Lo que es seguro es que para el inversor más arriesgado se han abierto interesantes posibilidades de inversión que podrían proporcionar altos beneficios en el supuesto de que estemos ante el escenario de saludable y contenida corrección.

Si bien la caza de oportunidades se puede materializar mediante la compra de concretos tipos de activo o valores bursátiles, también es posible realizarlos a través de carteras de fondos de inversión.

Las dos propuestas, sólo aptas para los inversores más atrevidos, son la de los fondos de Bolsa que invierten en compañías del sector inmobiliario y/o constructoras y la de los fondos que invierten en bonos high yield o bonos basura. Son dos de los activos que más han sufrido en las últimas semanas pero también de las que pueden disfrutar de un rebote más pronunciado si las turbulencias actuales terminan por diluirse sin mayores consecuencias.

Claramente el grado de riesgo mayor esta en los últimos, ya que en realidad todavía estar por ver cuál es el efecto real de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses sobre el mercado europeo. Pero qué me dicen que comprar REITs con tires que superan en muchos casos el 7 y 8% ?

Respecto a los fondos de renta fija de alto rendimiento hay que señalar que el movimiento ha sido brutal, ya que el diferencial de rendimiento con la deuda pública de calidad se han incrementado en cerca de 200 puntos básicos (o lo que el lo mismo, un 2%) en poco más de un mes y medio. Esto ha tenido un efecto negativo muy fuerte en los precios de este tipo de activo y, en consecuencia, en los valores liquidativos de estos fondos.

Por ello, el potencial de rebote es también considerable si la situación mejora, aunque hay que puntualizar que desde un punto de vista histórico, este tipo de deuda de alto riesgo había alcanzado valoraciones récord y que los diferenciales actuales están en línea con niveles medios de más largo plazo. Quizás en este caso concreto es posible que la situación anterior, por la que este riesgo de crédito se había llegado a valorar de manera tan favorable, era poco realista.

Varios son los inversores que me preguntan sobre la idea de tomar posiciones en algún banco. La verdad es que el sector financiero en general ha sufrido un severo castigo en Bolsa por su alta exposición al negocio de crédito, pero si la actividad económica global finalmente no se resiente, los resultados empresariales de los próximos trimestres pueden ser un revulsivo para la subida de sus precios bursátiles. Ahora bien... quedan pocas joyitas por no decir ninguna a la que no haya salpicado esta crisis.

Mi consejo sería huir de bancos que hayan basado su crecimiento en hipotecas "baratas", por haberse agotado esta vía de crecimiento (número de operaciones a la baja y dificultad en titulizar) y apostar por entidades en países con poca deuda (Emergentes). Un banco fenomenal para momentos de crisis es POPULAR... con sus insiders comprando.

Seguimos en contacto,

miércoles, agosto 15, 2007

De nuevo con el subprime: cuántos esqueletos hay en el armario ?

A la espera de que se hallen pasando un buen verano, allá donde estén... y mientras recopilo algunas de mis experiencias vividas en alguno de los 3 continentes que he visitado en estas últimas semanas de silencio... vamos a darle una vuelta de tuerca a la crisis que sigue azotando los mercados: el subprime y el modo en que por arte de la correlación se ha trasladado a todos los ámbitos financieros.

Comenzar diciendo que bajo mi punto de vista se trata de una crisis más financiera de contracción del crédito que real. Esto es, no he visto que en el otro lado del atlántico nadie se tire de las ventanas por no poder pagar... ni que la gente pase a la indigencia ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos de sus casas... Digamos que se ha pasado de financiar lo infinanciable a que el mercado aplique las primas correspondientes de riesgo... en un marco en que los tipos Euro si nada lo remedia rebasarán el 5% a finales de año, algo que en los EEUU lleva tiempo sucediendo.

Dicha elevación de tipos o traslación a modelos de tasas de descuento superiores a las cercanas al 2% que tanto tiempo nos acompañaron, han producido drásticas correcciones que se han hecho patentes cuando algunos fondos de los que invertían en este tipo de activos o colaterales emitidos por los fondos de titulización de activos han tratado de vender al precio al que ellos tenían registrado el activo.

Si en 2006 compraste un activo al 2-3 o 4% y lo has tenido "mal valorado" en un mercado estrecho marcado por la demanda... como era hasta la fecha, puede venir una debacle si a la hora de vender, nadie te compra y el market maker (algunos grandes como Bear o Citi que se cansaron de colocar este tipo de papel) se aplican tasas del 7-8 e incluso del 10% como he llegado a ver.

Preguntas... pues sí, hay que hacerse muchas, como qué modelos de valoración aplican algunas gestoras (si es que los aplican) y qué modelos de control de riesgo toman... Al mismo tiempo, queda claro... que ni siquiera lo monetario... o lo aparentemente tranquilo lo es. Hay que saber elegir bien... y dejarse asesorar aun mejor. Les pido un voto de confianza para los que estamos remando en este río revuelto.

Pánico ? pues sí... se han parado las financiaciones locas... y el mercado ha corrido raudo a los plazos más cortos de la curva, haciendo que en Europa los tipos día hayan bajado por primera vez en años bajo el tipo oficial del 4%.

Traslación al mercado inmobiliario ? Personalmente sigo sin conocer inversores que compraran hoteles al 6-7%... razón por la que no entiendo que haya REITs ahora mismo cotizándose a tires del 9-10 y 11%.... en algunos conocidos fondos sectoriales. Eso sí... tampoco era de recibo que el año pasado llegaran a cotizarse con tires inferiores al 5%... o peres infinitos para desarrolladoras de suelo tipo ASTROC.

Volverán las oscuras golondrinas en mi balcón sus nidos a colgar... volverán las aguas tranquilas a un mercado repleto ahora mismo de oportunidades ?

Por descontado que sí... se prepara una recta final de año apasionante donde la única crisis seria puede venir de que nos pensemos que efectivamente pasa algo... cuando es un caso claro de que falla la "grasa" de la máquina... y no la máquina... y los bancos centrales han dado ya muestras que de engrasar la máquina se encargan ellos.

Mientras me recupero de los jet lags varios... os envío un saludo allá donde me lean y mis mejores deseos de que reposen estos días.

A.L. copyright 2007