Tiempo real

Loading...

Follow by Email

miércoles, diciembre 26, 2007

Feliz 2008 !







Estimados lectores ocasionales o seguidores habituales,


2007 fue un año complicado, pero son ciertas "bofetadas de realidad" las que obligan a que uno siga año a año reinventándose y poniendo en duda lo establecido hasta el momento.

2008 volverá a ser un año de mucho trabajo... y de muchas operaciones, esperemos que buenas... Lo que sí les recomiendo que entre análisis y análisis, muchos de ustedes se replanteen para qué hacen todo esto... si realmente no estaremos dejando de lado lo que realmente importa en esta, nuestra vida, la única inversión que no siempre depende de nosotros mismos y cuya rentabilidad es sin duda la más importante.

Mientras piden sus deseos para el año próximo con la sugerencia de "La adoración de los Reyes Magos" de Giotto, yo pido para ustedes salud, mucha salud, amor en dosis digeribles y trabajo... mucho trabajo. No duden de que lo demás vendrá por si solo...


Yo pienso trabajar para ello y ustedes ?


A punto de partir al país donde nacen las ilusiones... Feliz 2008 !!

2008 según la banca privada...

Como ya es costumbre desde esta columna, vamos a hacer estos días acopio de las perspectivas de las principales entidades españolas y alguna extranjera de cara a 2008.

Parece ser que el río revuelto con que vamos a acabar 2007 va a dejar margen para un 2008 que pese a las incertidumbres , es según el consenso de analistas un año para estar en mercados.

Todas las quinielas apuestan por un Ibex que se revalorizará un 10% en 2008. Los blue chips seguirán siendo la apuesta clara, junto con aquellos valores con sólidos fundamentales pero afectados por los descensos del último semestre. La bajada de tipos en EE UU también es recurrente en la mayoría de perspectivas para el 2008, si bien para Europa no hay tanto consenso. Consulta las previsiones de cada casa de análisis.

El euro lo colocan en la franja de los 1,50 dólares a corto y la postura sobre el crudo va desde los que apuestan por los 100 dólares hasta los que lo ubican en los 70.

El 10% es la cifra clave del 2008. La mayoría de previsiones para el próximo año apunta a este porcentaje como revalorización del Ibex.

Los analistas de Banco Urquijo sitúan el selectivo en la órbita de los 17.000 puntos. Caja Madrid es más preciso y se la juega en los 17.398 puntos. Fortis es una de las más optimistas y en su pronóstico ofrece una banda entre los 17.900 y los 17.600 puntos. Ahorro Corporación prevé un Ibex 35 en los 17.150 puntos.

Todos los análisis, sin excepción, hacen referencia a la pasada crisis subprime que se desató el pasado agosto. Fortis cree que los problemas financieros de EE UU no afectarán a las entidades españolas ya que no tienen exposición a este tipo de negocio. El problema vendría derivado del endurecimiento de las condiciones del crédito, que en un principio en España no parece haber hecho mucha mella. En EE UU, por ejemplo, sí que se han endurecido las medidas a la hora de conceder las llamadas hipotecas basura.

Merrill Lynch también opta por esta línea y cree que los desequilibrios de la economía mundial han tocado techo y se “invertirán a lo largo del próximo año”. Credit Suisse es el banco más negativo. Los analistas de la entidad suiza opinan se producirá algún momento de pánico bursátil y lo atribuye a la “fuerte ralentización económica que se prevé” para 2008. En relación a la crisis crediticia de las hipotecas basura Credit Suisse estima pérdidas de 200.000 millones de dólares en EE UU y la compara con la vivida a mediados de la década de los 80.

El crecimiento de las principales economías también se verá mermado y todas las apuestas apuntan hacia una reducción del consumo. La directora de inversiones de Santander Asset Mangement, Elena Eyries, predice un crecimiento mundial del 4,7% frente al 5,1% que pronosticó para 2007, en un marco de “desaceleración, pero no de recesión”. El banco prevé que EE UU crezca el 2,3%, por encima del 2,1% de 2007; si bien para la eurozona rebaja la cifra al 2%, desde el 2,3% del año que finaliza.

¿Por qué valores apuestan los analistas?

El director de Análisis de Caja Madrid Bolsa, Víctor Peiró, señala al sector bancario como uno de los que tendría mayor potencial, con una revalorización teórica del sector del 18% aproximadamente. Desde la caja de ahorros apuestan por BBVA y Banco popular. Del primero subrayan sus beneficios crecientes sostenibles, mientras que del segundo afirman que cuenta con la mejor combinación rentabilidad-riesgo. Las constructoras también gustan a Caja Madrid y consideran que el 2008 será su año. Los analistas de la caja madrileña ven injustificada la penalización que éstas están sufriendo, ya que la actividad inmobiliaria es una parte pequeña en este sector; de hecho cifran la revalorización del sector en el 10% y se decantan por ACS, en el corto plazo, y por Ferrovial, en un largo plazo.

Banco Urquijo, a diferencia que Caja Madrid, prefiere evitar la banca porque la crisis crediticia aún está viva y cualquier noticia negativa que se difundiese podría castigar de forma indiscriminada a las entidades. Sus valores favoritos de la bolsa española son Telefónica e Iberia.

Deutsche Bank, en las previsiones que presentó a la prensa para 2008, sí que se atreve con la banca y menciona dos valores a seguir: BBVA y Santander. El sector eléctrico también gusta al banco alemán con hincapié en REE e Iberdrola. Entre las constructoras, se queda con ACS, Acciona, FCC y Ferrovial por considerar que se encuentran perfectamente diversificadas.

Los valores medianos y pequeños, que en otros ejercicios fueron las verdaderas estrellas de la bolsa española, no lo pasarán tan bien en el próximo 2008. La mayoría de analistas prefieren decantarse por los blue chips. La situación actual, según los expertos, requiere de títulos con un fuerte brazo económico, para huir del crédito, y que sean muy líquidos, por si hay que salir corriendo en un momento de crisis. En suma, en estos momentos de turbulencias lo mejor es decantarse por un perfil conservador.

La renta variable sigue como la estrella de la inversión, aunque cada vez y debido a las circunstancias actuales, los depósitos son más competitivos. La guerra por el pasivo ofrece depósitos a corto plazo con rentabilidades muy atractivas. Los expertos también destacan la necesidad de diversificar al máximo posible las carteras. Los vaivenes que pudiesen producirse, hay que tener en cuenta que todavía no se conoce la profundidad del alcance de la repetida crisis subprime, hace que los analistas apuesten por colocar los huevos en diferentes cestas.

Respecto a la renta fija, Deutsche Bank cree que los bonos siguen siendo poco atractivos, aunque prevé unas tasas de rentabilidad de los mismos más alta a medio plazo, sobre todo después de que vuelva la calma a los mercados. Para Credit Suisse, “la bolsa casi siempre lo hace peor que la deuda en momentos de fuerte ralentización global y recesiones”.

“Los activos relacionados con materias primas pueden sufrir más, si el mundo desarrollado entra en recesión”, según Credit Suisse. Deustche Bank apuesta por las materias primas del sector agrícola. Su recomendación se basa en las sequías mundiales, la gran demanda de gigantes como China o India, el aumento de la producción del etanol y la disminución de los inventarios mundiales. La demanda de oro será muy elevada, lo que podría llevar el precio a los 1.000 dólares por onza, según el banco germano.

¿Habrá operaciones corporativas?

Fortis subraya que “quedan pendientes movimientos corporativos”. La novia perfecta es Unión FENOSA: Goldman Sachs reiteró hace un par de días de la posibilidad de movimiento en la eléctrica, que podría protagonizar una operación con Gas Natural. A juicio de Fortis, la integración de Enagás y REE tendría mucho “sentido estratégico”. En este apartado, BME también está en edad casamentera. Fortis alerta de que podría haber algún movimiento. Las favoritas para acompañarla hasta el altar son Deutsche Boerse o NYSE, aunque consideran que se producirá cuando el operador “quiera”, si bien lo más normal sería que optase por una fusión o cualquier otro tipo de acuerdo cuando considere que su negocio haya dejado de crecer.

Dólar vs. Euro

En cuanto a las divisas, la mayoría de expertos ven un dólar débil a corto plazo. Los analistas apuestan por un euro a 1,50 dólares. Ahorro Corporación afirma que seguirá siendo “una divisa sesgada hacia la depreciación”, sobre todo en los trimestres más inmediatos. De producirse la reactivación de la economía americana hacia finales de 2008 y previendo un recorte de tipos, “el dólar avanzaría posiciones, dejando un tipo de cambio medio en torno al 1,40 dólares por euro”, según Ahorro Corporación.

Para Banif, la infravaloración de la divisa americana frente al euro puede ser en torno al 21%.

Schroders recuerda que si el dólar alcanzase los 1,50 dólares, estaría tan depreciado a largo plazo como lo estuvo el euro en octubre de 2000, en 0,83 dólares –hace tan solo siete años-.
El precio del petróleo podría subir más antes de que la relativa ralentización del crecimiento lo reduzca por debajo de los 70 dólares el barril en el último trimestre de 2008, según Francisco Blanch, analista jefe de commodities de Merrill Lynch. Ahorro Corporación también apuestas por un crudo en los 70 dólares hacia el tercer trimestre.

En el siguiente post, donde aprovecho para felicitarles el año, encontrarán links a las principales casas de análisis que hacen públicas sus previsiones... recuerden que lo más valor suele tener es precisamente lo que no se dice...

Saludos,

jueves, diciembre 13, 2007

Crisis subprime... y las entidades españolas qué ?

La verdad es que podríamos titular esto de muchas formas... pero mientras vemos como distintas entidades financieras internacionales de primera fila pasan por el "patíbulo" que supone dotar hasta un 40% de su cartera subprime (esto es, pensar que el 40% directamente no se va a cobrar...), en España qué ?

Si hacen una lectura sosegada del siguiente enlace:

http://www.cotizalia.com/cache/2007/12/12/77_rebato_inspecciones_masivas_bancos_cajas_riesgo.html

vemos como en El Confidencial de hoy se toca un tema candente... que a buen seguro se dejará "morir" hasta después de las próximas elecciones y que a buen seguro será la patata caliente de estos gobernantes... o de los próximos.

Se le ponen a uno los nervios de punta de pensar cómo estan las entidades españolas... medianas y pequeñas sobretodo. Tan bien se ha hecho en España ? tan mal lo ha hecho el resto del mundo ? nadie va a perder nada con esto aquí ? nada de nada ?

Qué no hacen subprime ? usted mismo seguramente, mi querido amigo, será un subprime... pero eso lo analizaremos en otro comentario...

Como podrán leer en el post... el Banco de España parece que al fin va a tomar cartas en el asunto... osea... que ni ellos se creen lo que reportan las entidades españolas bajo supervisión.

EL 2008 promete ser movido.

Saludos, y buen finde.

viernes, diciembre 07, 2007

Desplegando alas hacia el final de año...

Un buen analista me envía estos 2 gráficos para tratar de ver la situación actual.
Cuando los fundamentales solo son un consuelo... ahí están las tendencias de medio y largo plazo para decirnos que es normal que el árbol se mueva... de vez en cuando para recordarnos que el riesgo siempre existe... pero por el momento no se cae.

Saquen sus propias conclusiones... mientras disfrutan del fin de semana.
Saludos,






jueves, diciembre 06, 2007

Revisando la factura fiscal...

Aprovechando unos minutos de este puente, y pese a que nuestra cita con Hacienda aun queda lejos... es en la recta final del año cuando el contribuyente debe pararse a pensar en la factura fiscal a la que deberá hacer frente dentro de unos meses.

Como ya solemos hacer cada Diciembre desde hace un tiempo, todavía hay tiempo de tomar decisiones de inversión -o de desinversión- que ayuden a equilibrar las cuentas pendientes con Hacienda.

Aunque la planificación fiscal no es asunto de dejar para última hora, existen fórmulas con las que desgravar en la base imponible del IRPF. Las aportaciones a planes de pensiones y la amortización de hipoteca son las más valiosas, y se convierten también en el contrapunto necesario para rebajar el impacto de la tributación por las plusvalías que se hayan podido cosechar a lo largo del año en operaciones financieras. De hecho, el acierto en la inversión no es sólo cuestión de rentabilidades, sino también de fiscalidad, y sin olvidar tampoco el efecto de la inflación. Por ejemplo, si el total de impuestos que un contribuyente debe pagar por su patrimonio financiero equivale al 2% de ese ahorro acumulado, para preservar el poder adquisitivo de su inversión deberá aspirar a una rentabilidad en el año de un mínimo del 6,1%, a la vista del último dato de IPC, del 4,1% en el mes de noviembre.

Además, la declaración del ejercicio 2007 incorpora los cambios de la nueva ley del IRPF que ha entrado en vigor este año y que, como principal novedad, establece la tributación a un tipo único del 18% para las plusvalías, con independencia del plazo al que se han generado, ya sea tras un largo horizonte de inversión o en una fugaz operación de compraventa.

La reforma fiscal vigente desde este año también introduce cambios en la tributación de planes de pensiones, dividendos, adquisición de vivienda o alquiler. Conocer las diferencias respecto a la tributación anterior y las características de la nueva son piezas clave para aspirar a cuadrar el círculo de la fiscalidad del ahorro.

PENSIONES Los planes de pensiones son el instrumento financiero más extendido para planificar la jubilación y cuentan con importantes estímulos fiscales. El titular de un plan de pensiones podrá reducir de su base imponible la menor de las siguientes cantidades por las aportaciones realizadas: 10.000 euros -si es menor de 50 años- o el 30% de la suma de las rentas del trabajo y actividades económicas. Al superar los 50 años, tal porcentaje se amplía al 50% o a 12.500 euros anuales. Los límites son aplicables a la suma de las aportaciones a planes individuales, de empleo, mutuas de previsión social, planes de pensiones asegurados y seguros de dependencia.

•Rescates en forma de capital El nuevo IRPF ha eliminado la reducción del 40% en los rendimientos de planes de pensiones que no se rescaten en forma de renta. Sin embargo, las aportaciones y sus correspondientes rendimientos acumulados a 31 de diciembre de 2006 sí podrán seguir disfrutando de esa reducción del 40% si se rescatan en forma de capital, en virtud del régimen transitorio.

PIAS La reforma fiscal ha creado el plan individual de ahorro sistemático (PIAS) que, en opinión de los expertos, puede resultar un complemento idóneo para los planes de pensiones de cara a la jubilación. Cuenta con una atractiva fiscalidad, ya que las ganancias no tributan si el producto se rescata como renta vitalicia y al cabo de un mínimo de diez años. El límite máximo de aportación son 8.000 euros al año y el total no podrá superar los 240.000 euros. A diferencia de los planes de pensiones, las aportaciones no reducen la base imponible. PlusvalíaS No importa si se han obtenido de un día para otro o al cabo de los años. Tributan a un tipo común del 18%, aplicable a las ganancias alcanzadas en Bolsa o con la contratación de depósitos, fondos de inversión, cuentas corrientes, renta fija o la vivienda.

La nueva fiscalidad ha favorecido claramente las plusvalías a corto plazo. En 2006, las ganancias obtenidas en menos de un año tributaban al tipo marginal del contribuyente, entre el 15% y el 45%.

•Cambiar de fondo sin coste fiscal Desde 2003 se permite traspasar saldos de un fondo de inversión a otro sin tener que tributar, lo que da a este producto de ahorro una importante ventaja competitiva en el largo plazo.

Compensar minusvalías Las inversiones en pérdidas dejan un resquicio con el que suavizar el impacto de la fiscalidad sobre las ganancias. El nuevo IRPF establece mecanismos de compensación entre minusvalías y plusvalías aunque con más restricciones que en el anterior régimen fiscal. En 2006, las minusvalías en Bolsa generadas a menos de un año sí podían compensar a efectos fiscales las ganancias obtenidas en inversiones de otra naturaleza, como depósitos o bonos. Ahora, estas inversiones quedan en compartimentos separados en la renta general que no pueden compensarse entre sí. Por tanto, las minusvalías en Bolsa sólo podrán compensarse con otras plusvalías patrimoniales -obtenidas en la misma Bolsa o con la venta de una vivienda- y no con rendimientos de capital mobiliario.

Fondos de inversión en pérdidas Cuando acumulen pérdidas, convendrá materializarlas en lugar de traspasarlas si en ese mismo año se han obtenido otras ganancias, según explican en Abante. Se consigue así reducir o, incluso, hacer cero la base imponible del ahorro. En caso de que no haya ganancias, el ahorro impositivo que permiten las minusvalías podrá disfrutarse en los cuatro ejercicios siguientes, siempre que en alguno de esos años haya ventas o reembolsos con beneficios.

Vivienda La compra de una casa representa el mayor esfuerzo de gasto de las familias, si bien cuenta con importantes incentivos fiscales. Permite deducir el 15% de las cantidades invertidas en la adquisición, rehabilitación, ampliación y construcción de la casa -incluida la amortización de capital e intereses del préstamo hipotecario-, sobre una cantidad máxima de 9.015,18 euros al año. Es decir, el propietario de una vivienda podrá deducirse como mucho 1.352,28 euros, aplicando el 15% al máximo de 9.015,18 euros.

Alquiler El nuevo IRPF ha incorporado mejoras fiscales para los propietarios que alquilen una vivienda. Las ganancias quedarán exentas de tributación si el inquilino tiene entre 18 y 35 años y unos rendimientos del trabajo y de actividades económicas superiores al IPREM, de 5.990,4 euros en 2007. Si la vivienda se alquila a un inquilino de más de 35 años, el casero disfruta de una reducción del 50% sobre el rendimiento neto obtenido.

Gastos de alquiler El nuevo IRPF permite al arrendador deducirse todo el coste de reparación, conservación y financiación de la vivienda, incluso si estos gastos son superiores a los ingresos del alquiler.

Dividendos El cobro de dividendos resulta especialmente atractivo para el pequeño accionista, ya que está exento de tributación en los primeros 1.500 euros. Sólo hay dos excepciones: que procedan de una institución de inversión colectiva o que las acciones se hayan comprado dos meses antes de la fecha de pago y vendido dos meses después, en lo que se conoce como lavado de cupón. Para retribuciones superiores a los 1.500 euros, la tributación de los dividendos es a un tipo del 18%.

Rentas vitalicias Son uno de los productos más favorecidos en el nuevo IRPF. Tributan al 18%, aunque sólo sobre un porcentaje de la renta que va disminuyendo a medida que avanza la edad del preceptor. La tributación efectiva oscila entre el 7,20% que se aplica a los menores de 40 años hasta el 1,44% en las rentas vitalicias que perciben los mayores de 70 años.

Qué está exento

1. Dividendos. Por un importe inferior a los 1.500 euros y siempre que las acciones no se hayan comprado y vendido en los dos meses anteriores o posteriores a la fecha de cobro y que no procedan de una institución de inversión colectiva.
2. Hipoteca inversa. La renta vitalicia que se percibe por contratar este producto está libre de tributación.
3. Venta de vivienda. La ganancia patrimonial está exenta para las personas mayores de 65 años o que sufran gran dependencia. También queda libre de impuestos la reinversión en vivienda habitual del importe de la venta de la casa, aunque en un plazo que no podrá superar los dos años.
4. PIAS. Plan Individual de Ahorro Sistemático. Las ganancias obtenidas están exentas si la prestación se recibe en forma de renta vitalicia y si la inversión tiene una antigüedad de al menos diez años.
5. Alquiler. Si se alquila una vivienda a una persona de menos de 35 años y rendimientos del trabajo y actividades económicas superiores al IPREM.
6. Fondos de inversión. Es posible traspasar saldos de un fondo a otro sin tributar por las plusvalías acumuladas.

Qué deduce

1. Aportación a planes de pensiones. Los partícipes de menos de 50 años de edad podrán reducir de su base imponible la menor de estas dos cantidades: 10.000 euros al año o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas percibidos de forma individual en el ejercicio. Tras los 50 años, los límites se amplían a una aportación de 12.500 euros al año o al 50% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas.
2. Planes de previsión asegurados. Las aportaciones a este producto de ahorro a largo plazo - que ofrece una rentabilidad garantizada- disfrutan de las mismas ventajas fiscales que las aportaciones a planes de pensiones.
3. Adquisición de vivienda. El 15% de las cantidades invertidas en la compra, rehabilitación, ampliación y construcción de la vivienda habitual podrá deducirse de la cuota íntegra del IRPF, sobre un máximo de 9.015,18 euros anuales. Lo aportado a la cuenta ahorro-vivienda disfruta de la misma deducción.
4. Alquiler. El arrendador podrá deducirse todos los gastos relacionados con la reparación, conservación y financiación de la vivienda alquilada, incluso si el coste es superior a los ingresos netos obtenidos con el arrendamiento.

Reducciones en seguros y depósitos Los depósitos y seguros a más de dos años han perdido atractivo fiscal con el régimen tributario que ha comenzado a aplicarse este año. El nuevo IRPF elimina la reducción del 40% sobre los intereses de los depósitos a más de dos años y suprime también la reducción del 40% para las percepciones en forma de capital de los seguros de entre dos y cinco años de antigüedad, que se ampliaba al 75% a partir de los cinco años. La nueva fiscalidad establece ahora una tributación sobre las ganancias del 18%, común para depósitos, seguros y el conjunto de productos de ahorro.

Sin embargo, contempla también un régimen transitorio por el que los inversores que contrataran depósitos o seguros antes del 20 de enero de 2006 no resulten perjudicados con el cambio. Así, se reconoce una compensación fiscal con la que en la práctica los contribuyentes podrán seguir disfrutando de esas reducciones perdidas del 40% a más de dos años y del 75% a más de cinco, en los seguros rescatados en forma de capital, siempre que el producto se contratara antes de la citada fecha. El cálculo de esta compensación, que no será aplicable a los depósitos y seguros firmados a partir de este año, está previsto que venga incorporado en el Programa Padre de la declaración de 2007, con una casilla específica para señalar si se cuenta con depósitos o seguros contratados antes del 20 de enero de 2006.

Compensación por compra de vivienda La fiscalidad de la vivienda ha empeorado ligeramente con la ley de reforma del IRPF que entró en vigor este año, aunque el propio texto incluye mecanismos de compensación de modo que no haya desventajas de un año a otro para los que ya eran propietarios. La nueva fiscalidad establece una única deducción del 15% sobre los gastos de adquisición, rehabilitación, ampliación y construcción de la vivienda, sobre un máximo de 9.015, 18 euros, a diferencia del régimen vigente en 2006, que contemplaba mayores deducciones. Por un lado, en los dos primeros años desde la compra de la primera casa había una deducción del 25% sobre los primeros 4.507,50 euros pagados y del 15% sobre el resto. A partir del tercer año, los porcentajes eran del 20% sobre los primeros 4.507,52 euros y el 15% sobre el resto, con un máximo de 9.015,18 euros.

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2008 incluye una compensación por estos cambios, a la que tendrán derecho quienes compraran su casa antes del 20 de enero de 2006 y que está dirigida a aquellos que se hipotecaron a partir de 2004, ya que la nueva fiscalidad recorta las ventajas adicionales que había en los primeros años del préstamo. Habrá que calcular la deducción correspondiente con el anterior IRPF y la correspodiente con el actual y Hacienda compensará por la diferencia.

Lo dicho... hable con su asesor... y denle una vuelta, que con tanto sube y baja, seguro que algún enjuague fiscal todavía están a tiempo de hacer...

Saludos,

martes, diciembre 04, 2007

Diciembre mágico entre caza de gangas...

Parece ser que de nuevo estamos próximos a la entrada de un nuevo cierre de año donde el rally de Santa Claus se irá haciendo más evidente conforme acabe el año.

Acabamos Noviembre recuperando parte del terreno perdido y aunque en Diciembre los problemas de fondo no han desaparecido y el Euribor mes, que es lo que mide las necesidades de caja del interbancario marca a estas horas casi un 5%... (ni les cuento a qué tipos se están financiando algunas entidades...), estamos sin lugar a dudas en una de las mejores épocas del año para invertir.

Ahora bien... miramos bancos ? miramos valores de dividendos ? valores rezagados ? empezamos con los fondos "recovery" value ?

Después de leer la carta que Bestinver dedicaba a "justificar" su mal ejercicio en comparación con el resto del mercado, en el primer año desde su fundación en que tienen reembolsos netos de sus fondos... que por tanto les obligan a vender sus propios valores provocando un círculo vicioso... la verdad es que uno no acaba de tener nada claro.

Nada... salvo que es hora de mirar activos reales, molinos (de los que dan vueltas, no de los que cotizan), infraestructuras, real estate (prohibido España!!)...

Respecto a lo financiero, vuelta a la calidad, a mirar blue chips muy castigados, bancos incluidos, en momentos en los que los dividendos de algunos valores rozan ya el 6%... máxime cuando "apuntes contables" aparte... no es previsible una drástica bajada de sus ingresos que justifique caídas en algunos casos del 50% (díganselo a Citi).

Por otro lado, momento de mirar al dólar... así como divisas de Latam, en momentos en los que los países emergentes se están mostrando fuertes como nunca.

Como decía mi viejo profesor... "la paciencia es un árbol de raíces amargas... pero de dulces frutos"... seguramente endulzados por las fechas en las que nos adentramos.

Analicen... rásquesen los bolsillos... y sembremos ahora las plusvalías de los próximos años.

Saludos,