Tiempo real

Loading...

Follow by Email

sábado, octubre 18, 2008

El (des)gobierno de los bancos

Ignacio de la Torre publicaba este artículo el otro día... y creo que hoy más que nunca merece la pena releerlo. Saquen sus conclusiones y revisen los consejos de sus empresas...

Decía Keynes que es mucho más fácil para el ser humano equivocarse junto a los demás que enfrentarse a la multitud y decir la verdad. Realicemos pues hoy un keynesiano ejercicio de dificultad. Les invito a que me acompañen.

¿Les sorprendería saber que, entre los consejeros independientes de Lehman Brothers, figuraba la anterior responsable de la Cruz Roja americana y de las Girl Scouts de ese país? ¿Conocían que otro de los consejeros independientes del quebrado banco llevaba 23 años dedicado a la producción de obras de teatro en Broadway?*

La mitad de los consejeros de Merrill Lynch no tenía experiencia en banca. Como nos recordó Peter Hahn en el WSJ**, el antiguo presidente del denostado Northern Rock era un periodista científico. Los consejeros “independientes” de ABN en el penoso tiempo que llevó a su adquisición, disfrutaban de una media de ocho consejos, manipulando su independencia con el resultante escaso tiempo y abundante retribución.

Además, en el consejo de Royal Bank of Scotland, que compró ABN con una prima de un 70% en una de las adquisiciones más disparatadas de la historia, figuraban cinco consejeros a las órdenes del presidente. Luego hacía falta que nueve de los once independientes se alinearan contra el presidente para frenar tal alocada operación. No ocurrió, y como consecuencia de la misma el RBS tuvo que realizar la mayor ampliación de capital de la historia de Europa, con fortísimas diluciones para sus accionistas.

¿Creen que esta mezcolanza de autores teatrales o girl scouts conocía lo que era un CDO? ¿Un CDO al cuadrado? ¿Un CDS? ¿Un CLO? ¿Un SIV? ¿Un conduit? ¿Un préstamo puente? ¿Un monoline? Yo no tengo tampoco claro que los consejeros con supuesta experiencia financiera supieran un ápice sobre estos temas. Y, paradójicamente, estas instituciones han perdido 600.000 millones de dólares en estos instrumentos que poco o ningún miembro del Consejo de Administración entendía.

Soy consciente de que esta ineptitud e ignorancia no es el único responsable de todo este desastre. Los esquemas retributivos asimétricos, una mala supervisión bancaria, el modelo de originar y distribuir, y sobre todo la suicida política que llevó la FED durante 2003-2005 al mantener tipos a niveles muy inferiores a los que habría debido, entre otros, tienen su parte de culpa. Sin embargo, apenas se ha escrito sobre los muy diversos consejos de los bancos. De ahí el presente artículo. ¿Se merecían las primas que cobraban?

Hace tiempo leí una columna del Financial Times firmada por un corresponsal que había visitado una escuela de negocios norteamericana. En el jardín del campus se había topado con un instructor y un grupo de alumnos MBA que tenían que imitar consecutivamente diferentes sonidos de animales. Uno era el perro, otro el ganso, otro el pájaro… Preguntó por el objetivo de tamaño ejercicio. El instructor comentó que era muy útil para permitir que el alumno se pusiera en la piel de un “ente” distinto de sí y de esta forma poder “entrenar” la diversidad.

En este mundo de corrección política, y de imbecilidad generalizada, la diversidad mal entendida campa a sus anchas. Y aunque esa imbecilidad pueda provocar la quiebra de una empresa alimenticia, la bancarrota de un banco es harina de otro costal, por las implicaciones que una crisis bancaria genera en el conjunto del sistema financiero, y por extensión, en la economía. La mejor responsabilidad social corporativa de un banco es sobrevivir y seguir prestando dinero. Sobreviviendo, el banco realizará una gran labor a la sociedad, y para sobrevivir se requiere un consejo capaz. Diverso si se quiere, pero antes que diverso, capaz.

Y acabo este artículo con una reflexión. Leíamos la semana pasada que una caja española había despedido a unos directivos por conceder hipotecas que estaban resultando fallidas, ya que entre los objetivos de estos directivos figuraba aumentar la concesión de hipotecas, con independencia de si resultaban fallidas. Está bien que se despida a estos directivos, pero ¿no debería despedirse antes a los miembros de la comisión de retribución responsable de tan aberrantes objetivos?

* Board comes under fire, FT, 17 de Septiembre de 2008.
**Blame the Bank Boards WSJ, 28 de Noviembre de 2007.

lunes, octubre 06, 2008

Nacionalizar, la menos mala de las soluciones ?

Fue justo hoy, mientras comía... cuando viendo hablar a Solbes... y ante la inminente reunión de nuestro querido presidente con las principales entidades financieras españolas, comencé a atisbar la solución al problema principal.

Estimados lectores, nos encontramos ante uno de los más grandes problemas de confianza de todos los tiempos, al que siguen problemas de solvencia y finalmente un daño irreparable en la economía real.

Es precisamente esa falta de confianza en nuestras instituciones (ya pueden decir misa pero están pagando más que nunca en el interbancario por tomar la preciada liquidez) la que ha trasladado el dinero en busca del siempre sólido papel del gobierno (letras, bonos...).

La DESconfianza en el sector financiero ha trasladado a éste, sin apenas diferenciar, altos costes de financiación y por extensión ha relajado los precios que el Tesoro Público ha de pagar para financiarse, pues este último ha recibido los ahorros que temerosos huyen ahora de los bancos.

Al gobierno en estos momentos apenas se le pide nada, más que nos devuelva lo mismo que hoy ponemos dentro de unos días, semanas o meses. Tras ver a emisores americanos de A hasta AAA pagando casi 10% en Euros... se pueden imaginar de qué les hablo. Como para ir a pedir una línea de crédito o a descontar un pagaré.

Hemos superado la crisis punto com, la de los países emergentes en el 87 y 88, así como la quiebra del LTCM, que no pasó de ser un hecho grande... pero un hecho aislado al fin y al cabo.

Ahora bien... ¿ quién puede vivir sin un banco ? lo han pensando ?

Es por eso que la estrategia seguida por Irlanda me parece de lo más inteligente, a la vez que valiente, al actuar el Estado como garante de los depósitos y emisiones de la banca. Es sabedor de que eso podría afectar a su rating... y empeorar su coste financiero en los mercados... pero el tesoro paga ahora tan poco... Sin embargo, sí conseguimos dar tranquilidad y "abaratar" sobremanera el coste de captación de fondos del sistema financiero privado... en un intento por volver a donde estábamos. La reacción ? rápida y curiosa... con clientes ingleses abriendo cuentas en los bancos que tienen garantía del estado irlandés.

En resumen, que dado como están las cosas... quizá sería mejor usar el "colchón" que el % de deuda sobre PIB tiene en muchos países actualmente para soportar precisamente ese PIB que va hacia abajo a pasos de gigante.

Recuerden que la confianza es la base del sistema financiero en Occidente... y si esto no se repone... habrá que volver al "trueque", que es único sistema de intercambio que no precisa de la mediación de una entidad financiera. Se imaginan ? quizá sea un modo de reutilizar las empresas de intermediación inmobiliaria que no encuentran el modo de asegurar su futuro... y comenzar a pagar el petróleo con noches de hotel en Benidorm... o las importaciones chinas con jamón de bellota...

Denle una vuelta,
Saludos,

viernes, octubre 03, 2008

Innovadores, imitadores e idiotas

Desde luego... y tras haberme leido gran parte de la bibliografía de este buen señor... uno no deja de levantarse el sombrero ante la elocuencia y sencillez con la que habla de la situación actual y extrae conclusiones para el futuro.

"Las 3 í es" - extracto de la entrevista de Rose esta semana a Warren Buffett.

'El mayor problema que hemos tenido es la burbuja inmobiliaria', dijo en la noche del miércoles (madrugada en España) Warren Buffett. 'Unos 300 millones de americanos, el Gobierno, las instituciones financieras y los medios de comunicación pensaron que los precios de las casas seguirían subiendo de forma consistente y ahora tenemos un mercado residencial valorado en 20 billones de dólares que está pinchándose', explicó.

Su entrevistador. Charlie Rose le preguntó si debería haberlo anticipado la gente lista. Y entonces llegó la respuesta de un socarrón inversor que lleva muchos años dejando pasar las oportunidades del momento. 'La gente no se hace más lista cuando hay codicia de por medio'.

Uno no puede soportar ver a su vecino hacerse rico sin hacer nada, razonaba Buffett y por ello 'hemos terminado con una progresión nacional de lo que yo llamo las tres íes'. Según Buffett hay 'innovadores', que ganan dinero, 'imitadores', que tratan de emular a los primeros y los que se sienten como unos 'idiotas' si no hacen lo mismo y dejan pasar la ocasión.

'Si todo el mundo sigue un camino, cuando uno decide no seguirlo por estar en desacuerdo el resto lo considera un poco tonto', dijo el inversor que se mantuvo al margen de los derivados y de las empresas puntocom cuando todo el mundo vio una mina de oro en ellas.

Saquemos nuestras propias conclusiones...

Saludos,