Tiempo real

Loading...

Follow by Email

viernes, diciembre 23, 2011

No fue un año fácil... Todo lo mejor para 2012 !


pero sobrevivimos ! aunque alguno con menos peso...más calvo...y casi seguro más pobre.

Fue un año de enormes decepciones en el ámbito económico y político, que a su vez han provocado numerosas movilizaciones ciudadanas, y en el que hemos vivido, además, monumentales desastres naturales con incontables pérdidas humanas...que han convivido con la primavera árabe o la imposición de la tecnocracia sobre la democracia en algunos países.

Tomo prestado el cierre de año que hace Bolsamania para echar un vistazo a lo que este año dio de sí.

Desde un punto de vista económico, 2008 fue el año del desplome inmobiliario; 2009, del colapso financiero; 2010, de la crisis de deuda en los países periféricos de la Zona Euro y 2011 se recordará, probablemente, como el año de la crisis del Euro.

Diez años después de la creación de la moneda única, la ausencia de un proyecto común se ha hecho más que evidente a lo largo de un ejercicio en el que se han sucedido las cumbres y reuniones al más alto nivel, todas ellas incapaces de poner soluciones efectivas a la crisis.

En este escenario, el balance de estos doce meses en las Bolsas mundiales, según datos aproximados a falta de una semana para concluir el ejercicio, deja tres grandes grupos diferenciados. De un lado, los ganadores: Nasdaq 100 y Dow Jones (en torno a un 3% arriba). Tras ellos, el que ha logrado “salvar los muebles”: S&P (prácticamente plano); y por último, los grandes perdedores, todos ellos con caídas importantes: Ftse100, Dax, Ibex35 (-13%), EuroStoxx50, Cac, Nikkei y PSI Portugal (el peor, con recortes del 30%).

LAS CUMBRES DEL NO A LOS EUROBONOS

2011 ha sido el año de las cumbres y, sin ir más lejos, 2012 comenzará con otra de ellas. En más de quince ocasiones se han encontrado los principales líderes europeos a lo largo de estos últimos doce meses, en unas reuniones que Paul Donovan, consejero delegado de UBS, describió así: “Se reúnen para beber champagne, comer foie gras y gastar el dinero de los contribuyentes”. Sin demasiados avances, todas han terminado decepcionando al mercado que, por otra parte, a menudo ha estado bastante predispuesto a que las noticias acabaran siendo negativas.

Cabe resaltar que todos los encuentros han tenido un denominador común: se ha impuesto el mandato de la canciller alemana Angela Merkel o, lo que es lo mismo, su “nein, nein, nein” (no a los Eurobonos, no a la ampliación del EFSF, no a que el BCE comprara bonos masivamente…). La líder europea no ha cedido ni un milímetro ante las presiones del resto de socios. Ni siquiera en el último encuentro en el que la Zona Euro se jugaba “el ser o no ser” y acabó con el desplante de David Cameron, primer ministro británico, tras lanzar una retahíla de peticiones para la City que no fueron aceptadas.

EL AÑO DE LOS TECNÓCRATAS, DE LAS AGENCIAS DE RATING Y DE LA PRIMA DE RIESGO

El torbellino europeo comenzó realmente en 2010 con los rescates de Grecia e Irlanda, pero en este ejercicio se ha intensificado tanto que hemos visto sucumbir a Portugal. Además, ha conseguido salpicar a España, Italia e incluso Francia y, entre otras cosas, ha puesto en “tela de juicio” la supervivencia de la moneda única.

Las agencias de rating también han aportado su granito de arena. Las rebajas sobre las calificaciones de la deuda de Portugal, Grecia, Irlanda, España, Italia o Bélgica no han dejado de sucederse. Ni siquiera los países más solventes del Viejo Continente, entre ellos Alemania, Austria, Francia y Reino Unido, se han librado de la amenaza de estas firmas.

Toda esta situación ha derivado en enormes tensiones en los mercados de deuda, y las primas de riesgo y las rentabilidades de los bonos de los países de la periferia europea, principalmente, han sido sin duda protagonistas por los niveles que han marcado. En España, la prima de riesgo llegó a superar los 400 puntos básicos mientras que la rentabilidad de los bonos italianos superó el 7%.

Pero esto no es todo. Las turbulencias de los mercados han traspasado este año el ámbito financiero y se han trasladado al político. El remolino se ha llevado por delante, de momento, a los gobiernos de Italia (Silvio Berlusconi) y Grecia (Yorgos Papandreu), ahora liderados por los tecnócratas Mario Monti y Lucas Papademos, dos “profesionales” de bajo perfil político que, de momento, parece que han conseguido “apaciguar a la fiera” (al menos mínimamente).

TERREMOTO DE JAPÓN Y DESASTRES NATURALES

De este año recordaremos cómo el viernes, 11 de marzo, el mundo se conmocionaba cuando un violento terremoto de magnitud 9,0 grados estremeció Japón. El movimiento sísmico, posterior tsunami y sus consecuencias sobre la central nuclear de Fukushima dejaron un triste saldo: 15.836 muertos, 3.650 desaparecidos y 5.948 heridos.

Más allá del tremendo coste humano de esta tragedia, este terremoto ha supuesto un impacto negativo de entre el 3% y el 5% del PIB de Japón, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que se vio obligado a disminuir el crecimiento esperado para el país del 1,6% al 1,4% para 2011. Adicionalmente, este desastre natural ha generado numerosas pérdidas para compañías y economías expuestas al “país del Sol naciente”.

Pero esta desdicha no ha sido la única que hemos vivido. 2011 ha traído consigo numerosas inundaciones en Brasil, Australia, Tailandia y Filipinas, además de un tremendo y doloroso movimiento sísmico en la localidad murciana de Lorca.

PRIMAVERA ÁRABE, 15-M Y OCCUPY WALL STREET

Cuando la policía tunecina decidió confiscar a Mohamed Bouazizi, vendedor ambulante, su pequeño puesto de fruta, nadie podía imaginar la repercusión que este simple hecho iba a tener. Bouazizi se quemó a lo bonzo en protesta por la acción y su gesto inspiró a otros, y luego a otros más, hasta provocar la caída de los regímenes de Túnez, Egipto, Yemen y Libia, y crear lo que más tarde se ha denominado “Primavera Árabe”.

En España, hemos vivido nuestro particular movimiento: el 15-M. Los indignados de la Puerta del Sol, acampados durante un mes en la plaza madrileña, se congregaron para promover una democracia más participativa alejada del bipartidismo y del dominio de bancos y corporaciones. El testigo lo recogió el movimiento estadounidense Occupy Wall Street.

Aunque con raíces diferentes y una metodología más clásica, las protestas de los estudiantes chilenos también han protagonizado titulares y portadas. Todos estos movimientos han tenido tanta repercusión que hasta la revista Time ha escogido a The Protesters como el personaje del año.

LOS TEST DE ESTRÉS Y LA BANCARIZACIÓN ESPAÑOLA

Opiniones para todos los gustos fueron las que suscitaron los segundo tests de estrés a la banca europea, pero la más generalizada fue que no sirvieron para nada. Si los primeros, realizados en julio de 2010, demostraron su ineficacia al no reflejar la “sobrecapitalización” que hizo el Estado irlandés para proteger a sus bancos, que derivó en su rescate, los segundos acabaron con la poca credibilidad que les quedaba tras producirse el rescate a Dexia, que casualmente superó las pruebas “con nota” (core capital del 10,4%).

Por otro lado, también ha copado titulares y ha acaparado portadas la bancarización de las cajas españolas. La conversión de La Caixa y Criteria en CaixaBank abrió una senda que han seguido Bankia, Banca Cívica e incluso Banco CAM. Este proceso ha supuesto una transformación importante para el sector en España y ha reflejado la crisis del modelo de cajas de ahorros.

ACCIONES CONJUNTAS DE BANCOS CENTRALES

Durante 2011, los principales bancos centrales se han coordinado para inyectar liquidez al sector financiero. La Fed, el BoE, el Banco Central de Suiza, el BoJ, el Banco de Canadá y el BCE (que este año ha estrenado un presidente, Mario Draghi, que lo primero que ha hecho es bajar los tipos dos veces consecutivas, hasta el 1%), se unieron para inyectar dólares a la banca de manera que pudiera combatir los problemas de financiación. El mercado no había visto una acción conjunta de bancos centrales desde el 11-S.

LA REALIDAD EN ESPAÑA: ELECCIONES, ECONOMÍA Y ETA

Ya mirando hacia nuestro país, no hubo ninguna sorpresa en las Elecciones Generales del 20-N celebradas este año y cuya campaña estuvo monopolizada por los temas económicos. Lo aseguraban las encuestas preelectorales y los sondeos a pie de urna. El Partido Popular (PP) ganó las elecciones con mayoría absoluta, la segunda más abultada de la historia, con 186 diputados. La sociedad española fue testigo también del esperado comunicado de la banda terrorista ETA, en el que anunciaba el tan esperado el "cese definitivo" de la violencia.

LAS TIRANTECES EN ESTADOS UNIDOS: TECHO DE DEUDA, RECORTE DE S&P, QE2…

Si las negociaciones en Europa se han dilatado y han exasperado a los inversores, la política estadounidense tampoco ha vivido en 2011 un periodo que podamos calificar como tranquilo. El eterno debate sobre la deuda se convirtió durante dos meses en el “Armagedon” que terminó con un acuerdo in extremis para elevar el techo de la misma a cambio de reducir el déficit federal.

Este acuerdo desembocó en la perdida de la “triple A” del gigante estadounidense. Standard & Poor´s rebajó la nota del país por primera vez en su historia financiera hasta “AA+”. Por otro lado, el gigante americano vio concluir el programa QE2, en medio del run run sobre el anuncio de una QE3 que muchos creen se producirá en 2012.

Lo dicho... un año para no olvidar... o quizá para hacerlo ?

Espero que las incertidumbres queden atrás y marchen junto con los calendarios viejos de 2011, de modo que todos podamos tener un más tranquilo 2012 donde recuperemos ilusiones...y dinero !

Pero sobretodo...mucha salud ! Saludos para todos y Todo lo mejor !! Feliz Navidad.