Tiempo real

Loading...

Follow by Email

lunes, marzo 21, 2011

Una tras otra... o la cara mala de la Banca Privada española

Alberto Cañabate escribe un incisivo artículo en Invertia, recopilando un greatest hits de los fracasos más sonoros del "líder" de banca privada en España. Y es que...al final va a ser cierto el título de aquella serie...."los ricos también lloran"

Finalmente, su responsable, Maceda, cierra la etapa más oscura de Banif: Islandia, Lehman, Madoff e Inmobiliario.

Los clientes de banca privada han sufrido en los últimos años un sinfín de inversiones fallidas. Banif (Santander) ha estado presente en parte de los casos más conocidos, como los estructurados de Lehman, bonos islandeses, fondos de Madoff y el inmobiliario. José Manuel Maceda, CEO durante esta complicada etapa, fue sustituido ayer por Eduardo Suárez.

“El cambio no tiene nada que ver con Lehman, en absoluto. Son decisiones de la alta dirección. Todo tiene sus ciclos, son movimientos naturales”, explica a este portal un portavoz de Banif Banca Privada. “No tiene nada que ver”, reafirma una portavoz de Santander. “En este banco se mueve mucha gente”. Si bien es seguro que Maceda abandona Banif, esta fuente prefiere no hacer comentarios sobre si sigue en el grupo.

José Manuel Maceda accedió al cargo de consejero delegado de Banif en diciembre de 2007, justo antes de que estallase la burbuja financiera, tras 22 años en Santander. Tres años después lo abandona después de numerosos casos en los que la imagen de la entidad ha quedado dañada por estrategias erróneas. En su día se especuló incluso con que Emilio Botín, presidente de Santander, pensaba en cambiar el nombre o disolver la filial.

El caso más sonado que le estalló al ex CEO de Banif, sucesor de Javier Marín, responsable de la división de gestión de activos y banca privada global, fue la quiebra de Lehman Brothers. La caída del banco en 2008 puso la puntilla a la crisis de las hipotecas basura e inundó de pánico a los mercados, pero además provocó cuantiosas pérdidas a inversores que tenían productos estructurados garantizados por este histórico de Wall Street.

Según la asociación de usuarios de banca ADICAE, existen 3.000 clientes de Banif que compraron este tipo de producto, mientras que los particulares en toda España podrían tener invertidos unos 3.000 millones de euros. Mariano Sanz, abogado que representa a afectados de Lehman por Banif y otras entidades, afirma que los comerciales cobraban altas comisiones por colocar los estructurados e, incluso, ofrecían la opción de endeudarse para aumentar la exposición.

Banif ofreció dos soluciones a sus clientes para resarcirlos de las pérdidas en función de si el producto tenía o no garantía de capital. Según un portavoz del banco, a los primeros se les dio unas preferentes por el valor nominal de la inversión con una rentabilidad anual del 2% y la posibilidad de recompra en un plazo de diez años. Para los segundos hubo un canje de emisor, que cambió de Lehman Brothers a filiales como Abbey o Totta.

CASO MADOFF

Banif, presidido por el consejero delegado de Santander, Alfredo Sáenz, comunicó en diciembre de 2008 que tenía invertidos 19,5 millones de euros en productos de inversión relacionados con la empresa de Bernard Madoff, autor de una estafa piramidal de 50.000 millones de dólares y que ha sido condenado a 150 años de prisión en EE UU.

La banca privada de la mayor entidad financiera española tenía tres fondos contaminados. Banif Fairfield Impala y Banif Optimal Low Volatility contaban con el 4,3% y el 5,7% de su cartera expuesta a Madoff (estos fondos eran gestionados por terceros), mientras que el porcentaje ascendía al 100% en el caso de Optimal Strategic US Equity, gestionado por Optimal (también de Santander) y comercializado por Banif.

Santander reconoció en su día que sus clientes tenían una exposición a Madoff de 2.320 millones de euros a través del fondo de inversión alternativa Optimal Strategic, de los que 320 millones forman parte de las carteras de inversión de clientes de banca privada del grupo en España, entre ellos los de Banif, según recogieron las agencias. El resto es de inversores institucionales y clientes de banca privada internacional.

LA QUIEBRA DE LOS BANCOS ISLANDESES

La banca de Islandia, país del Norte de Europa con poco más de 300.000 habitantes, quebró en su conjunto poco después de Lehman Brothers debido a su alto endeudamiento, ya que sus activos representaban diez veces el PIB del país. Las repercusiones de este desastre financiero se prolongan tres años más tarde, ya que este mes fueron detenidas nueve personas relacionadas con la quiebra de la entidad Kaupthing por su nefasta gestión.

Banif vendió bonos de algunas de estas entidades a sus clientes, con un rendimiento anual del 6% en el caso de las participaciones preferentes de Kaupthing. Según una información publicada en su día por Cinco Días, el filial de Santander propuso el canje de deuda de Kaupthing por participaciones preferentes de Santander con pérdidas para el inversor del 60% del nominal.

EL FAMOSO CASO DEL BANIF INMOBILIARIO

Banif es el banco depositante del Santander Banif Inmobiliario, el fondo con inversiones en ladrillo que suspendió los reembolsos a sus partícipes allá por febrero de 2009. Así, la entidad actúa como primera supervisora del fondo y vigila que las inversiones se hagan tal y como prometen. En general, es el que lleva el control del fondo, encargado de su administración, los reembolsos y pagar los intereses pactados, además de dar liquidez.

Tras dos años de la suspensión, Banif ofreció a los inversores liquidar sus posiciones a 1.211 euros, con un descenso del 11,8% respecto a 2009. Aunque las pérdidas para los clientes podrían ser sólo una parte de un caso que podría dañar la imagen de la entidad, ya que la Fiscalía dice que Banif Inmobiliario funcionó como un fondo “especulativo” que simuló el precio de un inmueble en su venta, lo que podría ser delito de fraude, recogen las agencias.

Además, el mismo fiscal acusa a la entidad de uso de información privilegiada para que un grupo de partícipes pudiera salir a finales de 2008 a un valor liquidativo superior. Para posibilitar la salida de estos inversores, Santander prestó a Banif 170 millones de euros a Euríbor más 3%, según el informe de la fiscalía. Estos intereses, muy por encima de mercado, los tienen que pagar los perjudicados. Todo esto está aún por comprobar.


En fin... que dan pocas ganas de seguir ahorrando no ?

Saludos... y esperemos no ver nuevas "esquelas" de fallidos financieros...

sábado, marzo 19, 2011

Al rico dividendo...

Y es que España es un país de rentistas...sí o no ? así que allá van unas cuantas alternativas para esos vencimientos millonarios de depósitos donde la mayoría de las familias anda cómodamente instalado desde el pasado año.

La rentabilidad por dividendo, el dividendo esperado en relación al precio por la acción, ha subido mucho en las últimas semanas por la caída del precio de los valores. Un retroceso que ha elevado este ratio a niveles del 10% como es el caso de BME. Un parámetro a tener en cuenta para los inversores que quieran entrar en Bolsa.

Una variable importante pero que no debe ser la única, como alerta Nuria Álvarez desde Renta 4. “La persona que está pensando en tomar posiciones en Bolsa según los dividendos lo tiene difícil, porque las acciones han caído mucho. Así que es muy importante que también se fijen en la política de dividendos de la compañía y qué promesas tienen con sus accionistas”, alerta la analista.

Entre las empresas que mejor posición tienen en el ranking por su retribución al accionista las favoritas para Renta 4 son Mapfre, Abertis y Telefónica. La aseguradora tiene en estos momentos un ratio del 6% en su rentabilidad por dividendo. Según Nuria Álvarez, “la fuerte diversificación internacional de la compañía le va a dar muchas posibilidades de crecimiento de sus primas, y aunque el sector asegurador está muy relacionado con la evolución del riesgo soberano, creemos que cualquier tipo de mejora en los beneficios se traducirá en una política de mayor reparto de las ganancias”.

Javier Flores de Dracon Partners señala a Banco Santander como una buena opción a la hora de tener en cuenta los dividendos en renta nacional. La rentabilidad por dividendo del grupo alcanza ya el 7,2% y como recuerda el analista “el dividendo está definido y será pagado en cash dos tercios y una tercera parte en acciones”. De hecho, desde Renta 4 recuerdan que la opción de cobrar en acciones va a ser una tendencia que siga creciendo y que puede ser también otro punto a tener en cuenta por los inversores que estén pensando en dividendos.

Desde Renta 4 señalan que a la hora de mirar el dividendo hay que tener en cuenta también el crecimiento de los beneficios y entre estas compañías que están elevando sus ganancias señala a REE y Enagás. “Sus rentabilidades por dividendo están por encima del 5%, tienen un crecimiento de doble dígito, un negocio recurrente y su compromiso con el accionistas es claro, lo que les convierte en dos valores muy atractivos atendiendo a sus dividendos”.

Abertis también es una cotizada a tener en cuenta, a los ojos de Renta 4. “La compañía ha anunciado la opción de pagar un dividendo extraordinario tras segregar parte de su negocio, aunque aún no esté confirmado puede ser una buena opción”, señaló Álvarez.

BME es históricamente una de las compañías españolas que mejor ha retribuido a sus accionistas, de hecho su rentabilidad por dividendo alcanza el 10%. Una retribución que para Nuria Álvarez no es suficiente ya que “lo importante también es que ese dividendo sea creíble y sostenible y en el caso de BME su pay out es muy alto y es difícil que siga creciendo”.

El alto reparto de beneficio de Telefóncia entres sus tenedores también es clave para que los expertos apuesten por ella como un activo a tener en cartera atendiendo a sus dividendos. La operadora consigue una rentabilidad por dividendo del 7,5% y como señalan todos los analistas el compromiso de elevar el pay out le convierte en una muy buena opción.

Criteria, que también es históricamente una compañía con buenos dividendos, hay que dejarla en barbecho. “Al pasar a ser el banco de La Caixa es un valor cuya evolución no está muy clara así que pese a su buen ratio de dividendo por precio es mejor esperar”, ha apuntado Nuria Álvarez de Renta 4.

Entre las europeas, también hay opciones

Dracon Partners apunta a algunas cotizadas europeas que tienen unas rentabilidades por dividendo muy atractivas. France Telecom encabeza su lista con un ratio de más del 8,5%. Además, apunta a que el valor tiene un potencial de subida de casi el 30%.

El grupo galo de medios de comunicación Vivendi también es una de sus acciones favoritas con una rentabilidad por dividendo del 7,4%, muy por encima de cualquier cuenta corriente o depósito sin tener en cuenta que además prevén un repunte de más del 30% del precio de la acción.

La petrolera ENI también es una cotizada a tener en cuenta para Javier Flores de Dracon Partners con una rentabilidad por dividendo del 8,6%. AXA, con un ratio del 5%, también se coloca en sus quinielas, con una potencial de revalorización del 53%.

El analista de Dracon Partners también llama la atención sobre los títulos de Canal +. Según el experto, “el dividendo del grupo está confirmado” y su rentabilidad por dividendo alcanza casi el 5% con una subida potencial de su precio de casi el 65%.

Resumen de valores y rentabilidad por dividendo

BME 9,07%
Criteria 7,96%
Telefónica 7,45%
Santander 7,12%
ACS 6,55%
FCC 6,54%
Gas Natural 6,46%
Mapfre 5,91%
Iberdrola 5,69%
Enagas 5,17%
Endesa 4,94%
Indra 4,91%
BBVA 4,88%

Fuente: Invertia fin de semana